COMO ME VISTO LLEGUE A LOS 30

CÓMO ME VISTO  LLEGUE A LOS 30
Aunque el paso de los años y los cambios de década no se ven reflejados en tu piel y tampoco reflejados en el vestir, es momento de que te propongas a revisar tu closet y  ver qué prendas debes conservar o desechar. Con los cambios de edad, vienen cambios de gustos y estilos, cumplir 30 años es un buen momento para animarte a todo, ya que eres capaz de defenderte de miradas que te acusan por lo que llevas puesto. Animate y haz frente al que dirán, decide por combinaciones que jamás se te hubiera ocurrido, mezcla prendas formales con informales, texturas, colores y lo que te puedas imaginar. Llegó el momento del cambio y de hacer lo que tu gusto decida. Aquí encontraras algunas recomendaciones y respuestas a la interrogante, ¿Cómo me visto?, llegue a los 30;
CÓMO ME VISTO  LLEGUE A LOS 30
En cuero y botas; claro que si,  el cuero o imitaciones muy buenas de cuero, como textiles ecológicos se convierten en aliados si los usas prudentemente. Te veras regia, te aportan formalidad y a la vez juventud. No por llegar a los 30 debas empezar a ponerte faldas de oficina y volverte una mujer muy formal, la idea es usar prendas más formales en la medida que tus actividades te lo permitan. 
Si tu estilo de vida requiere que uses algo de tacón con tus pantalones, usar una chaqueta de cuero estilo años 70 como para andar en moto, tendrás un look informal pero con presencia y actitud. 
CÓMO ME VISTO  LLEGUE A LOS 30
No a los jeans rotos o desteñidos: Ya no estas en la adolescencia para vestir aún con pantalones haraposos, desflecados, desteñidos y todo un estilo desalineado que lo llevan muy bien las jovencitas o quinceañeras. En esta etapa de tu vida, tu personalidad ha cambiado y tiene que ir de la mano con tus modos de vestir. Los jeans rotos a propósito o muy desalineados no quedan bien y menos si los usas en ocasiones formales o con tacos altos. De ninguna manera si los tienes no los sigas usando, un rotundo NO, puedes usar unos jean de color parejo y con el tejido completo. Todas las edades tienen su propio encanto, así que aprovechar esta etapa de tu vida en que aún estas muy joven.