ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

Es verdad esta moda no incomoda y mejor aún, no pasa de moda. Sólo tenemos que recordar, los buenos modales en la mesa. En el tiempo en que vivimos donde todo es rápido, las buenas comidas han sido cambiadas por comida chatarra, existen muy pocos momentos, para reunirse con la familia alrededor de una mesa, éstos motivos y más, han hecho que los buenos modales en general, no sólo los buenos modales en la mesa, queden a un lado. Ahora los rescatamos y te lo recordamos. Y si bien la mayoría de las personas no tienen la intención de ser mal educadas, hay muchos malos hábitos que pueden resultar ofensivos para quienes nos rodean. Entonces, es importante que tengas presente modales básicos de comportamiento en la mesa, cuando comes con otras personas. Recordemos algunos buenos modales en la mesa:
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

Siéntate derecho en la silla y trata de no encorvarte sobre la mesa. Muchos de nosotros tenemos una mala postura, pero tus invitados o anfitriones pueden considerar esta actitud como gesto de mala educación, porque das un aspecto sumamente relajado y pueden interpretarlo como indiferencia o ausentismo de tu parte. Si estás sentado derecho, das la impresión que estás más alerta e interesado en la conversación durante la cena. 
Apaga tu celular o colócalo en modalidad de vibración. Si esperas una llamada importante o necesitas atenderlo, no hagas partícipe a todo el mundo de tu conversación. Disculpate amablemente, levántate de la mesa y toma la llamada en otra habitación. 
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

No vacíes tu bolsillo o tu cartera sobre la mesa. Es invasión de tu parte, desparramar tus pertenencias sobre la mesa donde todos están por comer. Si debes encontrar algo importante, excúsate y hazlo en otro lugar. Si es necesario que busques y sabes que encontrarás sin mayor retraso entonces trata de hacerlo cuando nadie te está viendo. Se discreto. 
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

Este es un error muy común en el que, reflejamos que no tenemos buenos modales en la mesa: no cometas el lamentable error de pasar objetos o platos de comida por encima de las cabezas de otras personas o de su plato de comida o algo que desees alcanzar a otra persona. La mejor manera será pasar la comida a la persona que está más cerca a ti, en otro caso la persona dará la vuelta a la mesa. 
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

Hay tres pasos que debes recordar y prácticar cuando tienes la boca llena, lo primero que debes hacer es masticar la comida, luego pasa y luego habla. Tan simple como eso. Si alguien te hace una pregunta mientras estás masticando, está bien que espere hasta que le respondas. La mayoría de la gente va a preferir que mastiques tu comida antes de que les muestres todo lo que estás comiendo. Si hay una conversación animada, toma bocados pequeños para evitar que te pesquen con la boca llena de comida y pasar por un momento desagradable.
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

Existe la palabra mágica “por favor y gracias” cuando necesites algo. 
Elogiar la comida es un incentivo para la anfitriona, la que apreciará un gesto tan amable de un invitado y demostraras que tienes buenos modales. A los demás les gusta oír que disfrutas la cena. La discresión es una gran virtud que si la pones en práctica, quedarás de lo mejor. Evita todo comentario desagradable sobre la comida. 
Es de muy mala educación y refleja que no tienes buenos modales, hacer gestos y criticar lo que otra persona elige para comer, es de muy mal gusto y dice de nosotros que no tenemos buenos modales, mientras esperamos la comida poner los codos sobre mesa, es una señal de aburrimiento o porqué se demoran tanto. 
ALGUNOS BUENOS MODALES EN LA MESA

En los momentos de decidir, si el caso es cuando estamos en un bufet, lo ideal es primero prueba y si no te gusta, come otra cosa en el plato. Puedes remover un poco la comida para dar la imagen de que comiste más que lo que realmente ingeriste. Es un pequeño truco, pero evitar herir sentimientos.
Recuerda nuestros gestos y actitudes hablan más que mil palabras, procuremos prácticar los buenos modales en la mesa, los buenos modales en la casa y en todo lugar y circunstancia en que nos toque vivir.