PREPARA EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES.

PREPARA  EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES

En invierno como en verano, debemos cuidar la piel de nuestros pies. Todos deseamos lucir unos pies lindos, que se vean y se sientan suaves, para poder lucir los pies en el verano o en el invierno. Tu puedes evitar mostrar tus dedos secos y callosos. Cuando no hay presupuesto para ir al pedicurista, esa no es la razón para abandonar tus pies. Esto puedes evitarlo, aprendiendo a cuidar tus pies, y prepara en casa un exfoliante para tus pies
PREPARA  EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES

Afortunadamente, puedes conseguir deditos suaves y sexys en casa, usando artículos que probablemente ya tienes. 
Exfoliante de menta y sal: Engrie a tus pies con un simple exfoliante de menta y sal. Llena un frasco con sal gruesa y añade cinco gotas de aceite de oliva y aceite de menta. Agita el frasco para mezclar los aceites. Una vez que esté listo, humedece tus pies por varios minutos en una tina de agua tibia. Saca un puñado del exfoliante casero y pásalo por tus pies, enfocándote en las áreas ásperas, como tus talones. 
PREPARA  EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES

Enjuaga tus pies bien y termina el tratamiento con una crema suavizante para pies, abriga tus pies con unas gruesas medias de algodón. 


PREPARA  EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES
Exfoliante suave de palta: En un bol mezcla 2 o 3 cucharadas de harina de maíz con 2 cucharadas de puré de palta o aceite de palta, hasta formar una mezcla que se vea como avena. Descansa tus pies sobre una toalla vieja que no te importe ensuciar. Pon la mitad del exfoliante de palta en tus manos y masajéalo en tu pie, nuevamente enfocándote en las áreas ásperas.
PREPARA  EN CASA UN EXFOLIANTE PARA TUS PIES

Repite en el otro pie y enjuágate bien con agua tibia. Repite el tratamiento una o dos veces por semana para tener dedos increíblemente suaves.