CÓMO CUIDAR LA PIEL CON ROSACEA

CÓMO CUIDAR LA PIEL CON ROSACEA
La rosácea es una inflamación, crónica y cíclica de la piel que suele presentarse en el rostro, aunque también puede extenderse al cuello y la zona del escote. 
Como síntoma principal es el enrojecimiento e irritación en la piel y que posteriormente puede derivar en barritos con pus muy similares a los que aparecen con el acné. 
Esta afección no tiene cura pero se puede controlar con un tratamiento médico y con una serie de medidas para mantener la piel en buen estado. 
CÓMO CUIDAR LA PIEL CON ROSACEA
Trate de tomar nota del momento en que aparecen los brotes, esto puede ayudarle a entender lo que le afecta la piel.
La limpieza facial en la piel con rosácea debe ser extremadamente suave, es importante evitar la exfoliación de las partes afectadas. 
Se recomienda lavar el rostro dos veces al día (mañana y noche) con agua tibia y empleando un jabón suave o un limpiador no abrasivo y libre de fragancias. Secar la piel con una toalla de algodón suave y descarta el uso de toallas ásperas, esponjas, etc. 
En caso de que el dermatológo te haya recetado algún tipo de medicación tópica, es importante que la apliques justo después de realizar la limpieza facial y 10 minutos antes de aplicarte cualquier otro producto, ya sea protector solar, cremas o maquillaje. 
Es necesario esta recomendación para que el tratamiento cumpla su función.
Una manera de reducir los síntomas de la rosácea como el enrojecimiento, la irritación y el escozor, es usando una crema hidratante emoliente, esta permite una barrera protectora contra la humedad y factores que puedan causar infecciones y dañar la piel. 
Hay cremas específicamente para cuidar la piel con rosácea que contienen ingredientes que calman la dermis y reducen la aparición de rojeces. 
Por la sensibilidad de la piel con esta afección evita usar cosméticos, hasta que tu piel este en mejores condiciones y puedas obtener el alta del especialista. 
La alimentación también tiene un papel muy importante en la tarea de cuidar la piel con rosácea. Se recomienda evitar el consumo de alcohol, cafeína, tomar bebidas y alimentos demasiado calientes, así como evitar el consumo de embutidos, comidas picantes y chocolate.
Use diariamente un bloqueador de sol que le proteja contra los rayos UVA y UVB. Asegúrese de que tenga un factor de protección solar (SPF) de 15 o más. 
Use una crema hidratante suave si esto le ayuda.
No use productos que le irriten la cara.
Si tiene problemas con los ojos, siga el régimen de tratamiento que su médico le ordenó y lávese los párpados como le indicaron. 
Hable con un médico si se siente triste o presenta otras señales de depresión. Algunas personas con rosácea se sienten mal debido a la apariencia de la piel.