CÓMO PERDER GRASA ABDOMINAL EN 2 SEMANAS

CÓMO PERDER GRASA ABDOMINAL EN 2 SEMANAS

Es una buena noticia y una realidad cómo perder la grasa del abdomen de 2 semanas
Esa desagradable grasa abdominal resulta más fácil eliminarla que la grasa que se aferra a las caderas, las nalgas y los muslos.  El área abdominal suele ser la primera reserva de grasa en tu cuerpo, felizmente existen estrategias específicas que puedes poner en práctica y lograr perder la grasa abdominal en dos semanas. 
Existe una verdad acerca del ejercicio y de la pérdida de grasa abdominal:  El fortalecimiento de los músculos abdominales es una parte importante de cualquier programa de ejercicios bien equilibrado, sólo el ejercicio cardiovascular derrite la capa de grasa que cubre incluso los mejores tonos y la clave para incinerar la grasa abdominal.
La vía rápida hacia la pérdida de grasa abdominal en tu programa de cardio tiene que ser uno agresivo que incluya intervalos de alta intensidad. 
El entrenamiento de alta intensidad por intervalos aumenta la producción de la hormona del crecimiento y la hormona sensible a la lipasa (HSL), las cuales ayudan a liberar grasa de las células grasas. Un equipo de investigadores encontraron que la incorporación de este tipo de entrenamiento cardiovascular conduce a rápidas mejoras en tu velocidad de oxigenación que es una medida de la capacidad aeróbica, Estas mejoras conducen a una mayor oxidación de las grasas de todo el cuerpo, lo que significa que tu cuerpo va a ser más eficiente en el uso de la grasa, especialmente de la abdominal, como fuente de energía durante el ejercicio, en lugar del preciado músculo. Además, con ejercicios de alta intensidad  continuarás quemando calorías a una tasa más alta después de haber completado tu entrenamiento. 
El mismo efecto no se logra con el estado de equilibrio cardio moderado o de baja intensidad. Entrenamiento de alta intensidad para perder grasas por intervalos: El entrenamiento de intervalos de alta intensidad consiste en varios ciclos en los que aumentas tu ritmo cardíaco a un nivel casi máximo durante un período muy corto de tiempo y luego te recuperas durante un largo periodo de descanso total o mínimo esfuerzo. 
Para cosechar los beneficios de la quema de grasa de HIIT en dos semanas:
Calienta a un ritmo tranquilo en una cinta de correr de 4 a 5 minutos, y luego cambia a un esfuerzo extremo aumentando la velocidad o la calidad de la cinta de correr durante 20 a 30 segundos. Vuelve a un esfuerzo fácil o descanso durante 4 minutos o durante el tiempo que tardes en recuperarte. Sabes que te has recuperado cuando puedes hablar sin jadear en busca de aire. El número de ciclos que completes estará determinado por tu nivel de condición física, sin embargo debes tratar de completar tu entrenamiento dentro de los 20 a 30 minutos. A medida que avances, serás capaz de añadir intervalos de alta intensidad disminuyendo la longitud de los periodos de descanso. 
Puedes incorporar este tipo de entrenamiento con cualquier actividad que te guste: correr al aire libre, salto en la máquina elíptica o bicicleta reclinada o agarrar una cuerda para saltar.