COMO VESTIR PARA UNA BODA DE DIA

COMO VESTIR PARA UNA BODA DE DIA

Estás invitada a una boda de día?, que ropa usaremos?, por dónde empezar, cómo acertar con el look que luciremos,  la pregunta frecuente que nos hacemos y muchas veces indecisas tomamos malas decisiones, antes de alborotarnos recordemos que nuestra mejor decisión será la que tomemos cuando estemos frente al espejo y seamos responsables de la figura que presentamos, ahora ya listas veremos como vestir para una boda de día y algunos detalles a tener en cuenta: 
Vestidos cortos siempre: De largo sólo van las madrinas, las testigos, las hermanas de los novios y las amigas íntimas si lo piden las novias. El resto de mujeres de una boda van de corto. Siempre. Sea la hora que sea del día. En bodas de día, lo ideal es llevar vestidos justo por encima o debajo de la rodilla pero nunca extra cortos. No te guíes por primeras impresiones y cuando vayas a comprar tu vestido pruébate varios hasta dar con el largo más apropiado para tu talla y estatura. 
Vestidos sencillos y naturales: Un vestido corto no siempre es de cóctel. Tienen la misma medida, pero uno es simple y el otro festivo. Ojo con esto. Los vestidos para lucir en matrimonios de día deben ser livianos y volátiles con texturas como lino, gasa o algodón. Evita el exceso de pedrería, lentejuelas, brillos y todo aquello que recargue tu atuendo, la gran protagonista del evento es la novia y no querrás quitarle protagonismo en el día más especial de su vida.
COMO VESTIR PARA UNA BODA DE DIA

En bodas de día: usemos colores alegres y naturales. Nunca blanco, ni beige, ni tizas. Ese color  es exclusivo de la novia. Sí a la estridencia de colores en las invitadas. ¿Por qué no? Los colores claros, pastel son los más favorecedores para bodas de día, tonos como el verde menta, amarillo, coral, rosa o azul son colores de  moda y te convertirán en la invitada más chick de la boda. Evita los vestidos oscuros como el negro que son los más adecuados para la noche. Tambien puedes aprovechar la ocasión para lucir bonitos vestidos estampados como florales o geométricos, en figuras pequeñas según tus gustos y preferencias. Combina el vestido con accesorios en tonos lisos para no destacar demasiado 
En bodas de tarde/noche sí a los colores sólidos y a vestidos más confeccionados. Las bodas de día en la playa o los matrimonios civiles, son ocasiones perfectas para que las invitadas exhiban un look más romántico. Vestidos de gasa, en tonos suaves y con detalles de encaje son modelos espectaculares para reflejar tu gran belleza y sofisticación al mismo tiempo.
El calzado de tacón alto se luce a cualquier hora no es exclusivo para la noche, pero si ten en cuenta los zapatos de fiesta con brillos, no son recomendados para bodas de dia. Los bolsos y carteras serán pequeños y funcionales, simples, sin adornos llamativos. Cabello sueltos y naturales, sin tocados ni accesorios también son un acierto sea la hora que sea. Maquillajes naturales en las mañanas y medidos en las noches. No a las pinturas recargadas. Llevar en las manos aquello que vamos a usar. Nada más. Una invitada ligera es un acierto siempre.
Lo que no debemos usar
- No a las invitadas espectáculo que arrastran vestidos largos como sirenas sin edad. 
- No a los vestidos cóctel porque un día es un día y quiero brillar. Un vestido de fiesta, aunque sea corto, es una vulgaridad en una ceremonia.
- No a los zapatos de noche. Hay calzado con tacones de día perfectos. No al cristal, a los charoles en los pies.
- No al exceso sin medida en las joyas y la bisuteria. Nada hay más terrible en una mujer que echarse encima todo aquello que cree que le hará brillar.
- No al negro  integral. El negro es un terror en ceremonias de mañana. En las de noche no es una incorrección pero sí un aburrido comodín.
- No a los zapatos a juego con el vestido. Huir de ciertas modas pasadas estaría bien.
- Nada de el chal, la chaquetita, la bolera, el mantón, el no se qué por si las moscas… Es mejor salir al auto después que llegar como mercaderes ambulantes.
Vía: Todo para gorditas