MOVIMIENTOS CORPORALES QUE DEBES EVITAR

MOVIMIENTOS CORPORALES QUE DEMUESTRAN INSEGURIDAD.
Muchas veces el sobre peso o estar rellenitas nos da cierta inseguridad al afrontar un momento importante o crucial en nuestras vidas y más aún si eres joven y sin experiencia, puedes cometer muchos errores, sin darnos cuenta. Se dice que nuestros movimientos corporales muchas veces nos delatan y no está lejos de la verdad. Los movimientos corporales y gestos faciales que tenemos durante una conversación o encuentro con alguien, transmiten mucho más que cuando hablamos, demostramos confianza o inseguridad en nosotras mismas.  Buscamos que nuestra imagen y gestos siempre sean los más óptimos, es por ello que a continuación tienes  una lista de gestos y movimientos corporales que debes evitar. 
Postura: Cuando tenemos una reunión social o una entrevista laboral, es importante asumir una buena postura, especialistas en el lenguaje corporal y expertos en esta área, recomiendan postura recta derecho y un caminar enérgico y seguro ya que deseamos demostrar nuestro deseo de estar ahí y confianza en nosotros mismos. 
Mirar a otro lado cuando nos hablan: Si miramos a los ojos a una persona que nos está hablando demostraremos seguridad y atención. Esa actitud será manera positiva por el locutor. Todo lo contrario sucederá si bajamos la mirada o miramos hacia otro lado. Esto puede transmitir una sensación de inseguridad o desinterés en el tema que se está tratando y claro esta una falta de educación.
Abrazar objetos durante una conversación: Al hablar con otra persona tenemos la mala costumbre de abrazar objetos que llevamos en las manos como libros, la computadora portátil o un porta folio, se transmite sensación de timidez o incomodidad. Esta actitud puede interpretarse como un deseo de escondernos detrás de un objeto. Siempre es mejor mantener a nuestro costado los elementos que llevamos en las manos, al momento de hablar frente a alguien.
Mirar el celular: El gesto de mirar el celular mientras conversas con otra persona, es una fuerte señal de que no nos interesa lo que la otra persona nos está diciendo. También puede ser interpretado como una acción arrogante.
Balancearse de un pie a otro: Nunca debemos bailar de un pie a otro durante una conversación. Ese gesto transmite generalmente disconformidad física y mental. También puede indicar que queremos abandonar la conversación. Los especialistas en lenguaje corporal recomiendan cambiar de posición cada dos o tres minutos. 
Sentarse de forma incorrecta: Si deseamos demostrar seguridad y atención debemos sentarnos con la espalda recta y la cabeza levantada. Esto hará que quién se dirige a nosotros perciba nuestro interés en sus palabras. Una muy mala opción es hacerlo encorvado con las manos caídas o sosteniendo nuestra cabeza. Esto demostrará a los demás que estamos aburridos o que la conversación no nos interesa. 
Caminar: Otro aspecto a tener en cuenta es la forma de caminar. Las personas que lo hacen con la mirada hacía abajo y las manos en los bolsillos transmite sensación de derrota. Alguien que está preocupado suele andar a modo lento y con las manos en la espalda. Será mejor tener cuidado con estos detalles si queremos demostrar seguridad. 
Jugar con objetos: Nunca se debe jugar con objetos o golpear la mesa con los dedos durante una conversación. Estos actitudes sólo transmite inseguridad. Además, provocará la irritación de las personas que tengamos al lado o al frente, debido a la desconcentración que producen esos movimientos.  
Cuidado personal: El cuidado personal también habla por nosotras. Para trabajar nuestra imagen debe ser impecable. Es de muy mal gusto que los caballeros lleven la barba desarreglada o demasiado crecida por más de dos días. También tener las uñas sucias y el pelo demasiado largo o despeinado. Las mujeres no deben excederse en el maquillaje ni llevar puestas demasiadas joyas, esta actitud da una mala imagen. 
MOVIMIENTOS CORPORALES QUE DEBES EVITAR

Comerse las uñas y frotarse el ojo: Es uno de los peores gestos a realizar frente a otras personas y, sobre todo en reuniones laborales. Esta actitud sólo transmite inseguridad o nervios. Y si además frotamos un ojo con el dedo índice, demostramos que no le creemos nada o casi nada de lo que habla la persona que tiene la palabra. Por última vez: ¡las manos deben estar alejadas de la cara durante una conversación.
Vía: Todo para gorditas